5 errores que no debes cometer al firmar un contrato de alquiler

Vas a alquilar un piso en Barcelona, estás emocionado/a con empezar una nueva etapa y tienes el contrato de alquiler encima de la mesa para firmar. Para un momento, tómatelo con calma y sobretodo, no cometas estos errores que te detallamos en las noticias inmobiliarias de Api.cat

contrato alquiler

1. No leer el contrato detenidamente

Es un consejo lógico, repetitivo y aburrido pero adivina qué: casi nadie lo hace. Y luego, llegan los malentendidos y los conflictos. Vale que firmar un contrato de alquiler no es como firmar una hipoteca, pero tiene implicaciones jurídicas y debes tomarte el tiempo necesario para leerlo detenidamente y comprobar que todo está bien antes de firmarlo. Puedes pedir que te lo manden un par de días antes de la firma para tener tiempo de estudiarlo.

2. Firmarlo sin entender alguna de las cláusulas descritas

Otro error tan común como absurdo es firmar el contrato de alquiler, sabiendo que hay algo en él que no acabas de entender. Las prisas del momento o la vergüenza a preguntar te pueden traer un disgusto más adelante. Así que, si hay algo que no entiendes, pregúntalo. Ten por seguro que si la gestión está en manos de un API, te preguntará si lo entiendes todo antes de firmar, así que no debe darte vergüenza!

3. No haber revisado el estado de conservación de la vivienda que estás aceptando al firmar

Evidentemente, habrás visitado el piso que estás a punto de alquilar antes de firmar el contrato, pero ¿has revisado que todo lo que se detalla en el inventario realmente está ahí? ¿Has comprobado que no haya desperfectos i averías previas a tu entrada y que luego te podrían atribuir? Pide otra visita si es necesario para revisar todos estos detalles. Para no pillarte los dedos con la devolución de la fianza, te conviene exigir un inventario fotográfico del estado del piso antes de la firma y fotografías de la lectura de los suministros.

4. Confundir el arrendador con el propietario

Debes asegúrate de que la persona que te alquila la vivienda es realmente su propietaria. Una sentencia judicial por divorcio o por una herencia puede provocar que el inmueble ya no pertenezca al arrendador que te lo pretende alquilar. Una solución rápida para evitar es consultar en los archivos del Registro de la Propiedad. Pero si hay un API de por medio, deberías estar tranquilo. Si aún así quieres una prueba fehaciente, pídele que haga esa gestión por ti.

5. No firmar todas las páginas del contrato

Se deben firmar todas y cada una de las páginas del contrato de alquiler, incluso los anexos y las fotografías. Es la mejor- por no decir la única- manera de evitar que alguien de mala fe las substituya por otras que eliminen lo acordado o incluyan cláusulas abusivas.

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS