Cómo echar legalmente a un “okupa” de tu casa

Cómo echar un okupa de tu casa¿Te imaginas que llegas a tu casa y no puedes abrir porque han cambiado la cerradura? ¿O que abres la puerta y una familia entera ha tomado posesión de tu piso? Si te ha pasado alguna vez, sabrás el “vía crucis” que puede suponer esa situación, si no, desde Api.cat te explicamos los pasos principales que deberías seguir para echar a tus inesperados “inquilinos” legalmente.

En post anteriores hemos visto cómo el parque de viviendas vacías en España y en Europa ha alcanzado en los últimos años cotas desorbitadas. Muchos de estos inmuebles son pisos que sus propietarios tienen a la venta pero que todavía no han conseguido vender. Durante ese período pre-venta o pre-alquiler, cada vez se están dando más casos de ocupación ilegal. Si esto ocurre, ¿qué hacer para recuperar la posesión de tu piso de Molins de rei o de tu casa en Sitges? A continuación te enseñamos los pasos básicos para echar legalmente a los okupas de tu casa:

Paso 1: Denuncia a la policía.

En el instante en que descubres que tu piso ha sido ocupado, avisa a la policía y pon una denuncia ante el Juzgado de Guardia o en la Comisaría de Policía. Consejo: lo más rápido es acudir a la Comisaría de Policía porque, en principio, no has de aportar ningún tipo de documentación. Si demuestras que eres el dueño de la casa con el certificado del Registro de la Propiedad, tienes derecho a recuperarla.

Paso 2: Si la puerta está abierta o cerrada.

Si la puerta de tu casa todavía está abierta cuando llegue la policía, los agentes podrán entrar y echar a tus “inquilinos” en ese mismo instante, y la pesadilla habrá terminado, pero, si la puerta ya está cerrada, se necesita una orden judicial y comenzará un largo proceso judicial que te costará tiempo, dinero y muchos dolores de cabeza.

Paso 3: Litigio judicial para echar un okupa de tu casa.

Pisos okupadosEn este punto, lo primero que tendrás que hacer es contratar a un abogado, que podrá acusar a las personas que han tomado tu hogar de delito de usurpación según el artículo 245.2 del Código Penal, por haberse establecido en una vivienda sin autorización del propietario.

El proceso completo suele durar unos nueve meses, aunque en ocasiones, se alarga hasta los dos años. Además, habitualmente, supone un gasto importante para los propietarios, ya que, aunque los okupas fueran condenados a abandonar la casa y pagar las costas y los desperfectos de la casa, la mayoría de las veces, estos se declaran insolventes, por lo que, al final, es el propietario el que asume todos los gastos asociados a la ocupación de su vivienda.

A grandes rasgos, este es el proceso de “desokupación” de una vivienda. ¿Alguna vez has tenido que echar okupas de tu casa? Si es así, ¿cómo viviste esa experiencia? Cuéntanoslo. Tu testimonio es muy valioso.

FOTO: PINTEREST
FOTO: PINTEREST

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Comments

  1. Por FELIX

    Responder

  2. Por Mónica Mellado

    Responder

  3. Por Marcos

    Responder

    • Eva Carnero Por Eva Carnero

      Responder

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ seis = 15

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>