¿Cómo preparar la sala de espera de una agencia inmobiliaria?

Cómo decorar una sala de espera

¿Por qué es importante la sala de espera?

En muchos negocios, la recepción y la sala de espera son dos espacios que coinciden y se funden en uno solo. Eso no es ningún problema, ya que lo realmente importante es que sepamos aprovechar ese espacio como la oportunidad que es. Y es que la sala de espera es el lugar perfecto para transmitir a nuestro cliente quiénes somos, qué servicios ofrecemos y, sobre todo, lo felices que nos hace su presencia. En las noticias inmobiliarias de Api.cat hemos recopilado algunos consejos para sacarle partido a la sala de espera de una agencia inmobiliaria.

Promoción y fidelización

La puerta de una agencia inmobiliaria, como la de cualquier otro negocio, será cruzada por personas que no nos conocen y también por aquellas que ya han oído hablar de nosotros. Por esta razón, pensando en los primeros, prepararemos un espacio donde expondremos quiénes somos, a qué nos dedicamos, cuáles son nuestros productos y cuál es nuestra forma de trabajar. Para ello, utilizaremos pósters y láminas que colgaremos de las paredes, así como folletos corporativos disponibles en expositores o depositados sobre una mesa.

En cuanto a las visitas que ya nos conocen, atenderemos también su presencia tratando de que se sientan queridos, mimados… en definitiva, de que se sientan importantes. Para ello, podemos confeccionar láminas con mensajes inspiradores en ese sentido que colocaremos en las paredes.

Hacer que se sienta (casi) como en casa

Es importante que todo el que quiera poner su piso a la venta y haya decidido consultar los servicios profesionales de nuestra agencia, si tiene que esperar 5 minutos, lo haga de la forma más cómoda posible. Para ello, necesitaremos un sofá de 2 o 3 plazas, pero también sillas o sillones individuales. De esta forma, no obligaremos a nadie a sentarse en el mismo asiento que un desconocido. Los sofás han de ser cómodos, pero no tanto que uno se pueda sentar, pero no levantarse.

Por otro lado, salpicar la sala de espera de detalles tienen un efecto muy positivo sobre el que está pasando/perdiendo unos minutos. Así que ya que está “regalándote” su tiempo, qué menos que tener algunos detalles como por ejemplo: unos caramelitos (dulces y sin azúcar), unos snacks salados, unas revistas de diferentes temáticas, conexión wifi, una neverita con botellines de agua… Son detalles que no cuestan demasiado y que, sin duda, revertirán en el refuerzo positivo del recuerdo de tu agencia.

También puedes incluir algo diferente y original que le haga sonreír. Si consigues que esboce una sonrisa, tienes medio camino andado. Por ejemplo, deja un libro de visitas o una pizarra donde pueda dejar escrita una frase o bautiza una planta con su nombre.

Crea y refuerza tu marca

Sin duda el mejor sitio para “venderte” es en tu propio espacio. Hoy en día, el marketing es fundamental para la venta, y una de las herramientas que contribuyen a ello de un modo más efectivo es la imagen corporativa. De modo que incluye tu logo allí donde creas oportuno. Eso sí, no te excedas. Escoge un color corporativo e incorpóralo en los muebles y en la decoración de la sala. Recuerda que estás creando y reforzando tu marca, así que pon todo el cuidado e interés en ello. Y es que la primera impresión es la que cuenta.

¿Crees que es importante la sala de espera de una agencia inmobiliaria? ¿Crees que hay algún otro aspecto que deberíamos tener en cuenta? Compártelo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario