Consejos para ahorrar en calefacción

Cada año vivimos varias ‘primeras veces’: el primer baño en la playa, el primer día de trabajo tras las vacaciones, el primer día de frío invernal y cómo no, el día oficial del encendido de la calefacción. Es un gesto que cuando llega, sabes que se quedará contigo los próximos 3 meses. ¿Quieres saber cómo ahorrar en calefacción? Te damos algunos consejos útiles y eficaces en las noticas inmobiliarias de Api.cat

ahorrar en calefacción

Cómo ahorrar en calefacción

La caldera y los radiadores

Hay que hacer revisiones periódicas de la caldera para comprobar que funcionan correctamente. De no ser así, podría estar gastando más de lo necesario.

Si es muy vieja, plantéate cambiarla por una nueva y más eficiente. Notarás el ahorro y recuperarás la inversión paulatinamente. Las calderas de condensación, por ejemplo, recuperan el calor procedente de la combustión y los transforman en energía, ahorrando hasta un 30% respecto a una caldera vieja.

Los radiadores de agua se deben purgar cada año antes de encender la calefacción para optimizar su uso. Recuerda no colocar muebles u objetos delante o encima de los radiadores que obstaculicen que fluya el calor que emiten.

El aislamiento

Los cerramientos es por donde se fuga la mayor parte de la energía, pero sabemos que cambiar las ventanas requiere una inversión que no todo el mundo puede o está dispuesto a hacer y menos si se trata de personas que viven en casas de alquiler en Barcelona o cualquier otra localidad.

Si es tu caso, averigua por dónde se fuga el calor en tu casa e intenta remediarlo aunque sea con trucos de guerrilla como los burletes adhesivos para las ventanas; tapar las grietas o agujeros del marco de la ventana con silicona o pegar papel de burbujas en los cristales para evitar que transmitan el frío al interior de la vivienda.

Recomendaciones generales

  • Ventilar bien la vivienda cada mañana durante aproximadamente 15 minutos.
  • Aprovechar las horas de sol para que se caliente la vivienda.
  • Programar el encendido y apagado de tu sistema de calefacción para concentrar el gasto en las horas en las que realmente lo necesitas. La temperatura de confort es de 21º y para dormir, de 17º. Recuerda que cada grado adicional eleva un 7% el gasto de energía.
  • Recuerda que es mejor mantener una temperatura constante durante más tiempo que una subidas fuerte de temperatura por menos tiempo.

Sistemas de calefacción más ecológicos

La verdad es que, si tu casa tiene un grave problema de aislamiento y no puedes acometer la reforma necesaria, poco más se puede hacer para ahorrar en calefacción. No obstante, puestos a ‘perder’ parte de la energía, que sea lo mas barata y ecológica posible, ¿no crees? Por eso, te aconsejamos valorar sistemas de calefacción alternativos que son más económicos y respetuosos con el medio ambiente como las estufas de pellet, las calderas de biomasa o el sistema de calefacción con aerotermia.

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS