Consejos para negociar el precio de compra de una vivienda

El mercado inmobiliario está alzando el vuelo, poco a poco pero seguro. El margen de negociación del precio de una vivienda ya no es tan obvio ni amplio como hace un par de años, lo que provoca que cada vez más consumidores acudan a los especialistas en la materia para que les ayuden en la negociación. En las noticias inmobiliarias de Api.cat te damos algunos consejos.

precio vivienda

Consejos para negociar el precio de compra de una vivienda

Según el Instituto Nacional de Estadística, en el pasado mes de junio la compraventa de viviendas alcanzó su máximo en los últimos tres años. Se registraron un total de 36.856 operaciones de compraventa, un 19,4% más que en el mismo mes del 2015.

Si estás leyendo esto con atención, es probable que estés buscando comprar un piso o casa en Barcelona, u otra ciudad. Tarde o temprano encontrarás la vivienda que te gusta y tendrás que negociar su precio. Juan José Aguilera, director comercial del colectivo API, nos da algunos consejos:

No mostrar excesivo interés en la vivienda

Negociar tiene cierto arte y cada parte, debe jugar sus cartas. En este caso, según Juan José Aguilera:

“Cuando el comprador va a negociar el precio de una vivienda, cuanto más interés demuestre en ella, peor posición tendrá para negociar. Porque la parte vendedora verá que su interés es tan evidente que hará un menor esfuerzo para rebajar el precio. Por eso no es aconsejable, por ejemplo, hacer más de 2 visitas al piso o a la casa. Mostrar mucho interés siempre juega en contra del comprador en la negociación.”

Presentar una oferta realista

En cualquier negociación llega el momento de lanzar una oferta. Pero, para no arruinar la negociación a la primera, debe ser una oferta realista, basada en un gran conocimiento del mercado. Tal y como comenta Juanjo Aguilera:

“Que el comprador conozca el mercado es fundamental. De no ser así, tanto puede suceder que haga una oferta demasiado baja y se gane la antipatía del vendedor, como que se quede corto y pierda la oportunidad de obtener un mejor precio.”

Para obtener tal conocimiento del mercado, hay que estudiar a fondo qué precios se mueven en la zona por cada tipo de vivienda, por eso el camino más seguro hacia el éxito en la negociación es contratar los servicios de un API experto.

Dar para recibir

En una negociación, las dos partes quieren sentir que salen ganando. Y eso implica que ambos deben ceder en algún punto. Lo que Aguilera define como una estrategia ‘win-win’.

Por lo tanto, si el comprador quiere conseguir una rebaja sustanciosa en el precio de la vivienda, tendrá que ofrecer algo a cambio, como por ejemplo: tener la capacidad de dar una entrada inmediata y en efectivo, comprometerse a escriturar rápidamente, darle tiempo al vendedor para buscar otra vivienda, si no la tiene, etc.

Las emociones cuentan y la información es poder

Cuentan desde el momento en que el comprador debe ‘disimular’ que tiene mucho interés en esa vivienda para negociar mejor. Pero, además, el comprador debe convencer al vendedor de que él/ella es el mejor candidato para comprar su vivienda. Y en esa estrategia, intervienen tanto las emociones, como la información. Juan José Aguilera nos da algunos ejemplos:

“Imaginemos que el vendedor siente apego al inmueble que está en venta, porque ha sido la casa de su familia durante generaciones. Quiere vender, pero a su vez, quiere un comprador que la cuide con el cariño que merece. En ese caso, el comprador debe llegarle al corazón y asegurarle que lo honrará. Otro ejemplo: el vendedor necesita el dinero de la venta urgentemente y el comprador lo sabe. En ese caso, podrá presionar más el precio a la baja.”

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario