¿Es rentable la segregación de un piso antes de venderlo?

Cómo dividir una vivienda

La división de una vivienda es una forma de adaptarse a las nuevas demandas

La rentabilidad de la puesta en venta de un piso a través de la segregación o la división de la vivienda es una de las tendencias más utilizadas para afrontar la crisis económica actual. Las tendencias y los estilos de vida cambian, por ello, no es de extrañar que esos inmuebles de grandes dimensiones donde hace unas décadas convivían grandes familias hoy tengan que dividirse para poder aprovechas al máximo su rentabilidad. Bien a través del alquiler y la venta, o la combinación de ambas opciones paralelamente.

Son muchos los beneficios que aporta realizar este tipo de reformas, ya que permite al vendedor obtener un mayor rendimiento económico de la vivienda a la vez que reduce de forma considerable los gastos de mantenimiento de la misma.

En otras ocasiones, son los mismos promotores inmobiliarios los que facilitan este tipo de segregaciones con el objetivo de facilitar la venta de determinadas viviendas para así, aumentar el valor de los inmuebles y agilizar todo el proceso de venta.

Por otro lado, las segregaciones también pueden ser muy útiles a la hora de repartir un inmueble determinado en caso de herencia o donación, pues permite que cada heredero pueda disfrutar de su parte individualmente.

Sin embargo, ¿es rentable realizar este tipo de segregaciones? En este artículo os explicamos cuáles son los beneficios y los inconvenientes de dividir una vivienda antes de su puesta en valor:

Beneficios de la segregación de un piso

  • Gran beneficio económico: Es evidente que la segregación de un mismo espacio ofrece grandes ventajas monetarias. Especialmente, ayuda a aquellas familias con dificultades para mantener una vivienda excesivamente grande y con unos gastos de mantenimiento muy elevados.
  • Solución práctica y sencilla en caso de herencias y donaciones: Cada uno de los herederos puede disfrutar de su parte de la herencia de forma independiente. Además, en caso de que todas las partes estén de acuerdo en alquilar ambos pisos, se rentabiliza mucho más el inmueble heredado.
  • Los particulares encuentran el piso que buscan a un coste más asequible: En un momento en el que el precio de la vivienda no deja de subir, la mayoría de personas buscan espacios más pequeños y económicos.
  • Agilización de la venta del inmueble: Muchas veces, el problema está en el tamaño de la mayoría de viviendas que se ponen a la venta. Está claro que las necesidades cambian, y muchas veces los particulares buscan pisos más pequeños, con menos habitaciones.

Inconvenientes de la segregación de una vivienda

  • Alta complejidad técnica a la hora de definir los nuevos espacios y justificar la reforma a nivel normativo: La nueva construcción y la distribución de los nuevos espacios debe estar muy justificada a un nivel técnico muy específico.
  • Tiempos prolongados de definición para adquirir los permisos de licencia y obra: El proceso normativo de adquisición de los permisos para empezar las obras suele ser un trámite lento y burocrático

Empresas como Mare Nostrum Arquitectura, minimizamos estos inconvenientes al máximo ya que disponemos de una amplia experiencia en la ejecución técnica de estos proyectos

Como conclusión, la segregación de la vivienda no tan solo es una muy buena opción para rentabilizar económicamente un espacio, sino una forma de adaptarse a la demanda, ajustando la vivienda a lo que los particulares buscan actualmente.

 

Texto escrito por nuestro colaborador:

Salvador Gilabert Ferrer – Director técnico de Mare Nostrum Arquitectura
93 182 08 33
mnarquitectura@mnarquitectura.es

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario