Ideas para decorar con puffs y… ¡mucho estilo!

Chica sentada en un Puff

Chica sentada en un Puff

Cuadrados, redondos, triangulares, para una persona, para dos o para un grupito de amigos bien avenidos. ¿De qué estamos hablando? De los puffs. Hay quien los identifica con elementos decorativos debido a su tremenda versatilidad, y quien sólo ve en ellos un mueble en el que sentarse (y levantarse, a veces, con dificultad). El caso es que, tanto unos como otros tienen razón. En el blog de las noticias inmobiliarias de Api.cat nos gusta darte ideas para que des rienda suelta a tu creatividad. Eso sí, si la aplicas en tu hogar, mejor.

¿Dónde colocarlo?

Uno de los aspectos más prácticos de los puffs es que puedes trasladarlos con facilidad de un lugar a otro de la casa. De modo que si te hace falta un asiento extra en el salón, la habitación de los niños o la de invitados, será sencillo que un puff te dé la solución.

Incluso, si tu piso de Barcelona tiene un espacio exterior, una buena idea, sobre todo, de cara al buen tiempo, es colocar uno de ellos en el jardín, terraza o patio. De este modo, crearás una zona chill out perfecta para descansar y relajarte en tu tiempo libre.

¡Todos los estilos!

Además de práctico, sin duda, son muy decorativos. Sus particularidades estéticas suelen llamar mucho la atención. Además, en el mercado encontrarás tantos estilos, que será difícil que no encuentres aquel que se ajusta con la decoración del resto de la estancia. Así, una de las tendencias más rompedoras es la de los puff hechos de ganchillo. Son súper originales y dependiendo del color, será sencillo integrarlo en un dormitorio, sala de estar o en la habitación de invitados.

Puffs marroquíes

Otro de los estilos que normalmente tienen una notable presencia en la mayoría de los hogares es el conocido como marroquí. Los puffs marroquíes suelen ser de piel curtida teñida con cenefas de colores. En definitiva, un estilo muy personal que encaja perfectamente en un ambiente casual o Boho chic.

Puffs vanguardistas

Tanto por sus colores como por sus formas, este tipo de asientos generalmente se convierten en los protagonistas absolutos de la habitación, siendo el elemento principal en torno al que gira toda la estancia. Cuanto lo coloques, puedes optar por utilizar el puff como elemento discordante que “rompe” con el tono estético general del espacio, o bien por integrarlo como un elemento más en línea con el mismo estilo que ya tiene la habitación. En ambos casos, suelen darle mucha personalidad a todo el espacio.

Infantiles y juveniles

Precisamente por su esencia, los puffs son un tipo de asiento perfecto para los niños y adolescentes, ya que, son especialmente divertidos. De modo que incluir un puff en una habitación infantil es una decisión muy acertada. Y es que, les encantará sentarse en un asiento que se sale de lo habitual.

¿Tienes un puff en casa? ¿Dónde crees que quedaría mejor? ¿Dormitorio, salón, habitación de invitados?

Foto: BIT Comunicación

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario