¿Por qué nos deniegan las hipotecas?

Motivos para denegar una hipoteca

Motivos para denegar una hipoteca

Aunque el grifo de la financiación para comprar pisos comenzó a abrirse hace unos meses y parece que es una tendencia que no va a cambiar a corto o medio plazo, lo cierto es que no todas las solicitudes para obtener un préstamo hipotecario llegan a buen puerto. ¿Por qué? ¿Cuáles son las razones más habituales que los bancos aducen para denegar una hipoteca? En las noticias inmobiliarias de Api.cat hemos recopilado algunos de los motivos por los que los bancos siguen diciendo “no”.

1. Eres demasiado mayor

Por norma general, si ya has pasado la cuarentena y te acercas a los 50, la cosa se complica bastante. Y es que, las entidades bancarias suelen conceder hipotecas a un plazo superior a 40 años, siempre que al sumar la edad del solicitante con este plazo no supere los 70 o 75 años. Así que, si una parte importante del tiempo que estará vigente la hipoteca va a coincidir con tu jubilación, la edad será un factor que jugará en tu contra.

Por otro lado, si estás en la franja de edad más joven, la que va de los 20 a los 30, tampoco será sencillo que te concedan la hipoteca, ya que, es posible que el banco suponga que no cuentas con estabilidad laboral o con unos ingresos fijos y suficientes.

2. Pides demasiado dinero

No sólo la edad, también la cantidad solicitada es uno de los principales motivos del banco para no arriesgarse a prestarla. Para cantidades superiores a 150.000 euros los requisitos suelen endurecerse y, a medida que se alargan los plazos, las posibilidades se reducen.

3. Trabajas… a veces

Aunque desde hace unos meses la situación del mercado laboral está remontando, lo cierto es que las condiciones laborales dejan mucho que desear. Y eso es algo que no pasan por alto los bancos a la hora de decidir si conceden o no una hipoteca. Así, si estás en paro, eres un trabajador temporal, discontinuo o mileurista y no cuentas con ahorros o un avalista solvente, es prácticamente imposible que firmes una hipoteca.

4. Gastas sin ton ni son

Aunque tengas un buen trabajo que te proporcione una fuente de ingresos suficiente para hacer frente a las cuotas de la hipoteca, los bancos también tendrán en cuenta tu capacidad para gestionar tus ingresos y gastos o si tienes dificultades financieras constantes. En otras palabras, otro motivo para denegarte la hipoteca puede ser llevar unas pautas de consumo que reflejen cierta incapacidad para manejar adecuadamente tu economía doméstica.

5. Posees deudas pendientes

Pertenecer a una de las listas de morosos, (RAI, ASNEF, EQUIFAX) es motivo suficiente para la denegación del acceso al crédito. Bancos y entidades deben cerciorarse de que el usuario no está incluido ninguna de ellas.

6. No tienes pareja

Aquí tienes una razón más para vivir en pareja. Y es que, para las entidades bancarias solicitar una hipoteca de forma conjunta es una forma de reducir los riesgos de impago. Así que, hacerlo de forma individualizada complica la concesión.

Estos son algunas de las razones que los bancos suelen argumentar a la hora de negar una hipoteca, aunque unas pesan más que otras y, obviamente, cada entidad y cada persona valorará la situación del solicitante de un modo u otro.

¿Alguna vez te han denegado un hipoteca? ¿Por qué motivo? Comparte tu experiencia con nosotros. Resultaría muy útil.

Foto: BIT Comunicación

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


2 × = diez

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>